Cuidado, retomo el blog…

Después de un parón de un año y medio en este blog, salvo tres entradas copypasteadas, retomo la actividad en él. En los últimos tiempos me he dedicado, entre otras cosas, a crear materiales didácticos y a compartirlos con otros docentes, y a partir de ahora esa va a ser la principal finalidad de este blog. Aún no he decidido si cambiaré el nombre de “Perdonen que no me levante”, ya que sencillamente me encanta. Groucho Marx me encanta. Su humorística e irreverente manera de ver la vida me encanta. Han pasado y cambiado muchas cosas en mi vida desde que un día decidí poner ese nombre a este blog, siendo la principal de todas ellas el nacimiento de mi hija Naia, pero aún tengo ese espíritu juvenil que me anima a hacer locuras como la de tener y mantener un blog como este. Así que, de momento, dejo el nombre como está, y dejo casi todos los artículos que durante años he ido escribiendo, aunque la mayoría no tengan nada que ver con la música ni con la docencia. Pero mi trabajo me costó escribirlos y ahí quedan, por si alguien los quiere disfrutar.
Y si visitan ustedes este blog, perdonen que no me levante…



    Escribe un comentario.

    Escribe tu comentario:

    * Campos obligatorios.