Huevos revueltos

Hoy domingo, con eso de que hay más tiempo para hacer las cosas, me voy a poner en plan “culinario” (ahí tiene usted un chiste fácil, Doctor Mapache :roll: ).

Esta semana, enredando por la búsqueda de imágenes de Google, encontré un aparatejo que me resultó curioso y práctico, y de una sencillez pasmosa en su funcionamiento: el separador de claras de huevo.

Su funcionamiento es tan sencillo como romper la cáscara del huevo (voy a obviar la explicación de este paso, porque supongo que en su día todos vimos a Karlos Arguiñano en la tele, y él lo explicaba muy bien) con cuidado de no romper la yema, y echarlo dentro de la jarra. Si inclinas esta suavemente, la clara comenzará a brotar por la ranura que tiene practicada en el medio, mientras que la yema se quedará dentro, ya que -si no la hemos roto antes- la yema no cabe por dicha ranura. Fácil, ¿no?

Yo hasta ahora lo que hacía era romper la cáscara en dos mitades iguales e ir pasando el contenido de una a otra, dejando caer la clara y procurando mantener intacta la yema. No es que sea difícil, pero siempre se cae algun trocito de cáscara, o te puedes cargar la clara si andas con poco cuidado.

Entre la “sofisticación” del separador de claras y el viejo método tradicional, encontré un utensilio que también cumple la misma función, pero que tiene pinta de dar más de un disgusto al que lo utiliza, si no tiene buen pulso… :

Y como de todo tiene que haber por ahí, me encontré con este separador tan asqueroso, y su versión macabra a la derecha, simulando ser la cabeza de Hillary Clinton:

separador

¿Y todo esto a cuento de qué viene, si “nadie” separa claras y yemas salvo las abuelas que hacen rosquillas y fardelejos?

Aunque no creo que “nadie” de los que os pasáis por aquí (salvo Toñi, que me acaba de llegar tu comentario mientras escribía esto) se atreva a a hacer rosquillas o fardelejos, seguro que más de uno se atreve con los huevos revueltos, ya sean con gulas y gambas, patatas fritas con pimientos verdes y cebolla, o con lo que gustéis. Pues bien, hoy os voy a revelar un preciado secreto para que os queden mucho más ricos y mucho menos secos.

Huevos revueltos

Una vez cocinado lo que quieres revolver con los huevos (ver como ejemplo las sugerencias del último párrafo), hay que echar los huevos y revolver ligeramente para que no se queden demasiado secos. El truco -que me reveló el gran cocinero Álvaro Ruberte- está en echar primero las claras (para eso necesitaremos separarlas previamente de las yemas), revolverlas un poco para que se cuajen y, justo cuando vayamos a quitar la sartén del fuego y presentar, echar las yemas, romperlas, remover una sola vez, y dejar que ellas solas se cuajen con el calor residual del resto del revuelto, aunque lo ideal es que se queden un poco líquidas, para añadirle un toque de cremosidad al plato.

El resultado es un revuelto mucho más jugoso y sabroso.

Si alguien hace la prueba, que comente a ver qué tal…



Hay 23 comentarios

Toñi comentó el Lunes, 14 de septiembre de 2009 a las 1:51:

Utilísimo parece. Tengo, inusitado, un separador menos chulo pero con aire muy práctico y ando dando vueltas a ver si me salen de una vez los merengues, que no veo la forma en que pueda hacerse y salga. cuando tú y yo éramos más jóvenes en clase me salieron unos rusos de muerte mortal. Una pena que no volviera a probar en mi casa. Los hice con las claras que me sobraron de enseñar a hacer los flanes. Ya ves aprovechada que es una.

El truco que revelas es muy bueno, mejor que uno que vi en la tv de no sé qué cocinero que se empeñó en hacer el revuelto al baño María para que no le saliera una tortilla rota: adivina lo que salió después de horas bisiestas dando vueltas ;) . La razón del secreto estriba en el punto de coagulación de las yemas y las claras, éstas coagulan antes y a menos de 100º. El huevo de Colón pero no se me había ocurrido. Gracias.

Saludos.

Responder

Toñi comentó el Lunes, 14 de septiembre de 2009 a las 1:53:

Ah, el separador me lo regaló una prima de Autol ;)

Responder

Doctor Mapache comentó el Lunes, 14 de septiembre de 2009 a las 8:56:

Maese del Castillo: No ponga en mi boca cosas que no he dicho, es usted el de los chistes malos, yo soy el de la “sutil y fina ironía” que aunque de vez en cuando me ponga los mofletes nalagares de una teutona en uniforme nazi eso no tiene nada que ver con mis habilidades cul.in.arias.

Por cierto, me quedo con los de la última foto, como era de suponer.

(Y yo soy de la vieja escuela de utilizar las cáscaras para separar clara de yema, que parece que nos estamos amariconando)

Responder

Alvarodelcastillo comentó el Lunes, 14 de septiembre de 2009 a las 10:40:

@Doctor Mapache: ¿Tú también eres un artista culinario?
¿Y qué cocinas, roedores al aroma de termita o algo así? :twisted:

Responder

Doctor Mapache comentó el Lunes, 14 de septiembre de 2009 a las 14:45:

@ Maese del Castillo

Pues que quiere que le diga, cuando estaba arrejuntado yo era el señor y amo de la cocina, ahora las cosas han cambiado un poquito pero heme aquí yendo de compras:

http://darincowan.typepad.com/the_squid_zone/images/nightraider1.jpg

Responder

Doctor Mapache comentó el Lunes, 14 de septiembre de 2009 a las 23:36:

Me acabo de comer unos huevos revueltos con miel… ¡Ñami!

Bato los huevos, dos suspiros de leches, miel a discreción y a la sarten.

Si no os gusta el puntito de caramelo que queda, haced los huevos y echad la miel después.

Responder

EC-JPR comentó el Miércoles, 16 de septiembre de 2009 a las 0:09:

Huevos revueltos: si os queréis creer que no los he comido nunca… :oops:

Eso sí: lo del separador de claras es una mariconada (aunque tenga una forma tan elegante y sofisticada como el segundo). El cocinillas de verdad lo hace pasando el huevo de cáscara a cáscara :D

Responder

Almudena comentó el Miércoles, 16 de septiembre de 2009 a las 20:36:

Yo estuve en su día medio trabajando en una pastelería y acabé de marear las cáscaras hasta los huevos, nunca mejor dicho. Tienes que enviarles la foto del artilugio a los de Nopuedocreer, les va a encantar.

Responder

Name comentó el Viernes, 18 de septiembre de 2009 a las 14:15:

Me quedo con el método tradicional que no es complicado y es más entretenido. El resto de los artilugios, al menos en mi casa, no harían más que meter bulto y llenarse de polvo por la falta de uso. Así que, nidos ¡fuera!

Gracias por el truco. Aunque no lo he aplicado seguro que queda mucho más sabroso el revuelto.

@Doctor Mapache: ¿huevos con miel? :roll: Pues nada, habrá que probarlo a ver si me chupo los dedos.

Responder

Name comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 12:25:

¡Anda…!

A ver…, es que ayer hice la prueba pero…, ¡otra prueba por lo que veo! :smile: Me he dado cuenta al volver a leer la entrada. Eché primero las claras y después las yemas, me pareció más lógico porque a mí no me gusta que se quede la clara sin hacer.
¿Fue un error al escribir :rool:?

Bueno, conclusión: se nota bastante la diferencia, mucho más jugoso ¡umm… qué rico! Además en un pis-pas, no cuesta nada. Perfecto.

Responder

Toñi comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 14:21:

@Name: Parece que el truco reside en separarlos, entonces. Será el aire que lleva al clara batida.

Lo que se aprende con la gente joven ;)

Responder

Name comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 14:31:

@Toñi: ¿batir las claras?, jejeje… es que tampoco las batí :roll:

Responder

Doctor Mapache comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 14:44:

@Name: Los celos me atormentan…

Responder

Name comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 14:47:

@Doctor Mapache: mi vida… que es Toñi, no Toño ;-)

Responder

Doctor Mapache comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 14:50:

@Name: Como si eso importara… :mrgreeen:

Responder

Toñi comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 18:33:

álvaro, Borra, el post de name que ya tomé nota. ¡Le van a arruina el correo!

Responder

Alvarodelcastillo comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 18:35:

@Name: ¡No me lo esperaba de ti, pero ha sido grnde, muy grande esa respuesta! :D

Lo de las claras y las yemas, yo lo hago echando primero las claras y removiendo poco, para que se cuajen en trozos más bien grandes (como los huevos “asesados”), y después al final la yema para añadirle cremosidad al plato, y el truco es no cuajarla en la sartén, sino dejar que sea el propio calor que despide el plato el que lo haga, para que no se quede demasiado dura y seca.
Es como la diferencia entre comerte un huevo frito en el que se puede untar la yema, o comerte uno que se ha hecho demasiado, o que lleva mucho tiempo ya hecho, en el que la yema se ha quedado totalmente sólida y no hay quien le meta mano.
Quizá a alguien le dé asco, y ya sé que el departamento de salud indica justamente lo contrario, pero precisamente la gracia del plato está en no hacer demasiado ninguna de las dos partes del huevo aunque, eso sí, por separado.

Quizás algún día pruebe a hacerlo en el orden inverso, a ver el resultado… ;-)

Responder

Name comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 22:27:

@Alvarodelcastillo: :twisted: ¡Has editado la entrada…! Lo cual quiere decir que mi lógica funciona a las mil maravillas y que tú te despistaste al escribir :roll:
Ejem, ejem…

¡Ah! y borra por favor el comentario en el que aparece el mail, por si acaso. Gracias. ;-)

Responder

Alvarodelcastillo comentó el Viernes, 25 de septiembre de 2009 a las 22:45:

@Name: Es verdad… Había editado el port al leer tu comentario, y no me he acordado de advertirlo y pedír disculpas por mi error.
Sí señorita, primero se echan las claras, y al final la yema.

Aunque todo es probar nuevas cosas…

Responder

Toñi comentó el Sábado, 26 de septiembre de 2009 a las 10:11:

@Name: me rebota el correo y había hecho un copy paste:
Technical details of permanent failure:
Probe failed: Illegal envelope To: address (invalid domain name)…
A a ver si pusiste mal la dirección, les pasa a muchas personas. desde el web:
http://www.adopcionespiritual.org/seccion7.php?sb=1

¡Felices fiestas a todos!

Responder

Grover comentó el Martes, 1 de noviembre de 2011 a las 19:04:

Better the devil you know than the devil you don’t.

Responder

Elsie comentó el Sábado, 17 de diciembre de 2011 a las 1:44:

Bless you for making the effort to describe the terminlogy for the rookies!

Responder

Lola comentó el Domingo, 22 de enero de 2012 a las 22:47:

Fantastic blog post, I am checking back again regularly to look around for posts.

Responder

Escribe un comentario.

Escribe tu comentario:

* Campos obligatorios.