Ante todo, discreción

quotes No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discreción si tú mismo no la has tenido.

Ludvig van Beethoven.



Hay 6 comentarios

Iñaki comentó el Martes, 27 de enero de 2009 a las 3:16:

Gran frase.

Responder

Name comentó el Martes, 27 de enero de 2009 a las 8:50:

Cierto, pero cuando el secreto pesa es necesario contárselo (compartirlo) con alguien, aún a riesgo de que esa persona haga lo mismo que yo.

Responder

Name comentó el Martes, 27 de enero de 2009 a las 8:54:

En este caso “aun” no lleva tilde. ;-)

Responder

Alvarodelcastillo comentó el Martes, 27 de enero de 2009 a las 10:30:

@ Iñaki:
Y gran compositor, aunque un poco cabroncete si que era…

@ Name:
Juntando este tema con uno que a ambos nos interesa:
Yo únicamente me he confesado una vez en mi vida. Fue antes de mi primera comunión, y nunca más lo repetí. Ni para la confirmación. Me negué en redodndo a contrle mi vida al cura de turno. Me parece un sistema de control bastante fuerte. Me parece un crímen que un crío de nueve años se pase un mes de su vida acojonado por tener que contarle sus pecados al cura del pueblo, me parece una violación de la intimidad bárbar ay salvaje. Yo he visto, siendo tutor de los críos que ese año iban a comulgar, cómo su miedo y sus preguntas acerca del momento de la confesión se iban haciendo más y más intensos. Realmente algunos lo pasaron mal, como recuerdo que lo pasé yo.

¿Qué opinas tú de tener que contarlo hasta tus más intimos actos y pensamientos a un señor que está escondido detrás de una rejilla, y de quien te puedes fiar más bien poco o nada, ya que no le conoces?
¿Qué opinas de cederle esa parte de tu intimidad a alguien que no es de tu entorno cercano?
Si vuestro dios es omnipresente, él ya sabe lo que hay, y mediante la oración le podéis contar todo lo que os apetezca, pero que la política de control de la religión católica os obligue a rendirle cuentas a un cura… No se.. .Me interesaría saber cuál es tu punto de vista, si te apetece. No tienes por qué hacerlo.

Y lo del secreto de confesión es algo absurdo que se saltan a la torera cuando les apetece. No es que lo vayan comentando por ahí pero, ¿cuántas mujeres han sido quemadas tras confesar su vecina que las había visto hacer tal o cuál brebaje, que bien podía ser una infusión de hierbas?
¿Cuántos maridos escondidos durante la Guerra Civil Española fueron detenidos y fusilados por la chusma de Franco cuando su mujer confesó al cura dónde estaba el pobre desgraciado, y al cabrón del cura le faltó el tiempo de saltarse el “secreto” de confesión y denunciarlo a la Guardia Civil?

No se puede fiar uno de nadie. Ni de dios, ni de los curas, ni del mejor amigo. Casi ni de uno mismo…

Responder

Name comentó el Martes, 27 de enero de 2009 a las 10:56:

Que quede claro que en mi primer comentario no me refería a contar los secretos a un sacerdote, sino a los amigos.

En fin, uniendo…, cableando…, estableciendo conexiones…
A ver, también recuerdo que la primera vez que me confesé fue cuando hice la Comunión, y no tengo un buen recuerdo. Estaba muy nerviosa y no sabía ni lo que decir, el corazón parecía que se me iba a salir del pecho, en serio…, me daban ganas de correr y salir llorando de la Iglesia.

Después sí que me confesé en varias ocasiones, antes de la Confirmación y alguna vez más, pero pocas. Y ahora, no me confieso delante del sacerdote sino que me arrepiento de mis pecados ante Dios, sin intermediarios; en la Iglesia o en silencio.

Creo que la razón de esto es haber tenido una mala experiencia con un cura mayor en una convivencia, mientras le confesaba mis pecados. No sé cuántos años tendría…, más de 18 seguro. Después de contarle lo que a mí más me hacía sufrir (mis pecados), el buen señor parecía querer saber si cometía otro tipo de pecados, más carnales para que entiendas…
Y no es que yo pensara que el estaba pensando eso…¡no!. Hay cosas que no dejan lugar a la duda y la insistencia continua en ese caso es una de ellas.

Sin embargo, no por eso empiezo a despotricar de los sacerdotes, de la Iglesia y demás. En todos los sitios hay mejores y peores…, y yo me quiero quedar con lo mejor que sin duda es mucho y abunda.

Responder

Name comentó el Martes, 27 de enero de 2009 a las 14:09:

Nota: no llevan tilde ni crimen, ni origen (en título de artículo posterior).

Responder

Escribe un comentario.

Escribe tu comentario:

* Campos obligatorios.